Carta de la directora

MJ CORTÉS ROBLES

Esta revista nace con la intención de recoger la actualidad del mundo del espectáculo desde la mirada de profesionales de las Artes Escénicas que necesiten hacerse eco de lo que acontece en el ámbito sociocultural, analizar lo vivido a través del pensamiento crítico y ejercer su capacidad de influencia.

Consciente de no ser única en mi especie pero escamada de la escasez de nombres propios de mujeres que firman artículos en prensa especializada, decidí hacer un primer llamamiento entre mujeres de la profesión expertas en su campo, que tuvieran algo que decir y que necesitaran hacerlo. Ha surtido efecto. Ya somos un grupo de profesionales en contacto, organizándonos para trabajar. De momento, solo hay dos hombres entre las personas del equipo, pero esperamos que se vayan involucrando más compañeros de la profesión, sirva esta editorial como convocatoria. La intención del equipo de dirección, no obstante, es la de fomentar la participación de mujeres, así que puede ser una constante que los hombres se vean superados en número por las mismas, confiamos en que esto no resulte un inconveniente para ellos. Las puertas de Actuantes permanecen abiertas para quien tenga algo que aportar. El ideario ético y estético que la revista propone será tan solo un punto de partida que tenderá a evolucionar de forma consensuada. Al final de este especial piloto mencionamos con nombres y apellidos al equipo de redacción que se está gestando, incluidas las redactoras que prefieren colaborar puntualmente.

He pensado mucho sobre el sentido que tenga la perspectiva de género en la revista, y tengo mis dudas, también con respecto al feminismo como corriente de pensamiento crítico, aunque ahora mismo esté nadando en esas aguas. Mi proceso es personal y parece querer transformarse en político, pero en realidad soy poeta, quizá filósofa (sonrío mientras escribo esto). Necesito decir que no habrá censura sobre los contenidos de los artículos ni sobre lo que cada quién exprese en su sección. La revista pretende ser plural, no adoctrinar a nadie, sino resultar un acicate, hacer pensar. La libertad de pensamiento y de expresión es el único caldo de cultivo para una publicación interesante. Empecemos, por tanto, tomando posiciones: personalmente, no entiendo la perspectiva feminista como excluyente, sin embargo, hay que defenderse mucho en este sentido, a veces, nadar contra corriente. Suelo buscar referencias sin distinción de sexos a la hora de asistir a una función, de hacer una entrevista o de escribir un artículo. Me mueven intereses sociopolíticos, estéticos y éticos, que tienen que ver con mi trayectoria personal, social y artística. Nada ni nadie me ha marcado el rumbo. Con esa libertad me gustaría que se condujese el equipo de Actuantes. Así sea.
Este especial piloto, el número cero de la revista, es una recopilación de mis artículos ya publicados. Se trata tan solo de un esbozo para estructurar la revista, ya que los contenidos serán más amplios en cuanto a temática a tratar, dado el espectro que se va abriendo con respecto a los intereses diversos del nuevo equipo de redacción. En este número cero, tiene mucha presencia la crónica, uno de los géneros periodísticos que se van a manejar, en detrimento de la crítica propiamente dicha.

Considero que la crónica teatral debe ser un ejercicio en el que prime la reflexión tras la experiencia como testigo del hecho artístico. ¿De qué informar al lector interesado? Los datos artísticos y técnicos son sencillos de localizar en las webs de los teatros o de las compañías, en programas de mano, en todo tipo de impreso que recoja la programación de cualquier sala. Lo complicado de elaborar es lo vivido como público, tras pasarlo por el filtro sensitivo, emocional e intelectual. En eso me esfuerzo, en intentar plasmar con palabras esa perspectiva única y legítima. Ya se sabe que, si el esfuerzo de comunicación es certero, lo particular trasciende.

Impulsada por esa creencia, y contando previamente con una base teórica y práctica que me acredita como profesional de las Artes Escénicas, llevo un tiempo dedicada a la escritura de artículos de esta índole. Se podrían denominar ensayos, ya que carecen de rigor científico, pese a pretender profundizar en un tema. Pero el término “crónica” creo que se ajusta más a su naturaleza y se me antoja menos grandilocuente. Esta “ausencia de rigor” es más bien una norma de buena praxis que yo misma me aplico, en el sentido de ser permeable a las impresiones, aunque baraje conceptos de forma flexible, o establezca enlaces a posibles fuentes teóricas y a referencias de distinta índole. En definitiva, no pretendo imponer conclusiones ni desvelar sentidos, tan solo investigar sobre lo que sea que pueda significar o lo que pueda aportar un espectáculo.

En esta ocasión, para este número cero, esta recopilación de artículos no tiene en cuenta el que el espectáculo esté aún en cartelera, sino el conservar de algún modo su vigencia, aunque no lo esté. Lo efímero es una cualidad del teatro que le acerca a nuestra propia naturaleza de seres perecederos. Pero sería bueno poder ser como aquellos contadores de sucesos empeñados en que no se pierda lo singular o lo extraordinario.

También beber de las fuentes directamente es bueno, cuando nos invade la sed de conocimiento. No desaprovecharemos las oportunidades que surjan para conversar sobre los procesos artísticos con los implicados en cada espectáculo, desde la gestación de textos hasta la edición de las obras, desde la investigación en acción hasta la puesta en escena, desde la producción de un espectáculo hasta la incorporación del público. Nos entrevistaremos con quien se preste a ello. Recorreremos, guiadas por objetivos cómplices, trayectorias biográficas de interés cultural o planteamientos vitales con dimensiones éticas y estéticas que nos muevan. Nos sumaremos a convocatorias de tertulias que tengan que ver con las Artes Escénicas, como testigos y escribas, para compartirlas de forma fidedigna con los lectores.

Actuantes se irá desarrollando como publicación bimensual especializada en el mundo del espectáculo, con amplitud de miras, sin prisa pero sin pausa. Admitirá e incentivará las colaboraciones que se ajusten a su ideario. De tener cualquier noticia al respecto de sus trasformaciones, no dudaré en haceros partícipes. Se trata de hacer antes de compartir. HAZ-TÚ-ANTES. En ello estamos. Hasta la próxima.

Deja un comentario